El Ayuntamiento de Alcantarilla ha instalado una placa en el Parque de Aviación en recuerdo y reconocimiento a los vecinos de la ciudad que fueron víctimas de un atentado de la banda terrorista ETA.

Durante el acto, el alcalde, Joaquín Buendía, les ha dedicado unas palabras a las víctimas y sus familiares, y el consejero de Salud, Juan José Pedreño, ha participado en la entrega de una corona de laurel a los pies del monolito que contiene la placa. Todos los asistentes han guardado un minuto de silencio.

Entre ellos se encuentra la familia del policía nacional José Miñano, quien sufrió un atentado en 1982 en Vitoria, el guardia civil Antonio Frutos y su esposa, Carmina Ortuño, que sufrieron un atentado en Zaragoza en 1987, en la casa cuartel donde residían, la familia del guardia civil José Nicolas, que también sufrió un atentado contra la casa cuartel en Amorebieta (Vizcaya) y la familia del policía nacional Rafael Leyva, que fue asesinado en la Comisaría de Bilbao, tras lo cual su esposa y sus hijas se trasladaron a Alcantarilla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.